Polo con hueco

Todos nos miramos en el espejo antes de salir de casa, todos nos miramos para ver si estamos bien peinados y listos para salir a la acción!

Ni que decir de la ropa que para muchos les toma toda la tarde decidir que se van a poner para salir a "rumbear" un sábado por la noche. Aunque siempre acabamos poniéndonos lo mismo (según la temporada).

Para el invierno:
En el caso de las mujeres: botas, jean y el polito tonero negro.
En el caso de los hombres: zapatos, jean y la camisa negra a rayas.

Este comentario se debe a que después de mucho tiempo me encontré con un amigo que siempre fue anti-fashion. No seguía muchas modas, seguía su propia moda y en mi opinión está perfecto.

Yo sigo la política de mientras la ropa que te pones combine (no sólo en colores sino también al lugar que vas) y te sientas comod@ no hay problema.

A este amigo lo encontré demasiado bien vestido, me pareció raro. No podía creer que el mismo que me decía: "yo no sé para que se arregla tanto la gente, yo voy a visitar a mi enamorada a su casa un sábado por la mañana con zapatillas, bermuda y mi polo con hueco".

Resulta que su enamorada con el tiempo lo convirtió en el Mr. Fashion que es hoy, vale la pena mencionar que su enamorada es diseñadora de modas. Así que en cualquier momento iba a pasar.

Atrás quedó su polo con hueco, hoy todo un señor de camisa y saco en un día informal.

Esta pareja fashion y este cambio en mi amigo, marcaron un hito de cambios de look. Aun recuerdo cuando los ví juntos hace muchos años atrás y espero que con el tiempo él no se convierta en un señorito como el cantante Luis Miguel.

Aquí les dejo un video de Luis Miguel y Lucerito en esas épocas de juventud antes que se conviertieran en intocables.

2 comentarios:

Raulín Raulón... dijo...

Suele pasar. Una enamorada mía me hizo bajar, sin darme cuenta, cuatro kilos, los que recuperé al año siguiente. Sin contar que le gustaba peinarme.

Lucero, clásico de mujer.

Tu post anterior me hizo recordar que me sentí culpable mucho tiempo de que un amigo terminara en el Seminario. Se me ocurrió convencerlo de ir a ver La Pasión de Cristo.

BocaDelcielo dijo...

Bienvenido Raulín Raulón! Interesante lo de los 4 kilos, por otro lado tengo una amiga que su enamorado la obligaba comer porque estaba muy flaca.

Suele suceder.