Lo dejó todo

Durante el almuerzo de ayer, estaba conversando con unos amigos del tema de la iglesia, religión, creencias, etc. Este tipo de temas no me gustan ya que siempre hay un sabelotodo en la conversación que le gusta dejar en ridículo a los demás por el simple hecho de no saber algo que se supone que es obvio. Soy un inculto en temas de fé y religión, lo acepto.

Y recordé a un gran amigo que lo dejó todo por unirse al seminario (no, no me pregunten que a que seminario, que religión, etc porque no lo sé). A este gran amigo lo conocí durante mis épocas universitarias, inclusive casi trabajamos juntos, su avanzada edad (para esa empresa) hizo que lo rechazaran.

Pocas veces estudiaba con nosotros los fines de semanas y menos irse de viaje o campamento con nosotros, ya que él siempre estuvo ocupado con jornadas de religión, confirmación, charlas, etc.

Se que tuvo problemas económicos, su familia la pasó difícil (no sé si aun), en la universidad le iba no tan bien (en vez de estudiar para el examen final del lunes se iba de retiro todo el fin de semana) y su enamorada de toda la vida ya no quería serlo pero esa rutina lo mantenía atado a su fé.

Mucho tiempo después que acabé la universidad recibí una llamada de él, necesitaba ayuda...necesitaba que le consiguieran trabajo. Recién acababa la universidad y no tenía que hacer, no tenía una fuente de ingresos. Intenté ayudarlo pero en ese instante en la empresa que estaba no había una vacante.

Pasaron un par de semanas hasta que lo llamaron, pero alguien ya lo había llamado antes. Era muy tarde, ya se había unido al seminario. Nadie sabe donde esta, que esta haciendo pero por lo menos los amigos sabemos que está donde siempre debió estar. Quizás el ya encontró su camino, se que nos lo dirá pero en un buen tiempo cuando lo volvamos a ver.

Él tomó la decisión y lo dejó todo.

2 comentarios:

Enigma dijo...

Hola, te informamos que TU BLOG HA SIDO ACEPTADO en Blogueratura
Al actualizar, recuerda siempre introducir la url comenzando con http://
Cualquier problema con tu cuenta escribe a esta dirección (blogueratura@gmail.com).
No olvides poner un botón de blogueratura en tu blog para que tus lectores conozcan el proyecto.
Puedes también copiar la lista de los últimos actualizados dentro de tu blog.
Blogueratura cuenta con una sección llamada "el artículo quincenal" donde todos los miembros del proyecto pueden escribir, sólo manda a esta dirección un artículo –que no sea cuento ni poema- de no más de 2 cuartillas, junto con una imagen para ilustrarlo. Podrás participar las veces que quieras. Los textos se enlistan y se van publicando conforme van llegando.
También hay una sección que es el blog quincenal donde reseñas un blog que creas que es bueno. Esa reseña sí será revisada por los coordinadores del proyecto y será o no publicada de acuerdo a sus criterios.
Gracias por seguir publicando la palabra

BocaDelcielo dijo...

Gracias Enigma!