Dulce diploma

Hace unas semanas me entregaron uno de tantos diplomas de estudios que tengo...


Lamentablemente escogí en la vida una carrera en la cuál no puedes dejar de estudiar; entre cursos, certificaciones, diplomados, workshops, charlas, maestrías y MBA's son mi destino de estudio. Aunque del MBA aun me estoy corriendo pero ya llegara el momento a pesar que ya me lo estén reclamando si quiero ser algo más importante en mi vida profesional.

Fue una ceremonia sumamente rápida pero la flojera del verano me decía que no vaya, quizás mi sexto sentido quería prevenirme de algo. Esa noche de verano y la vestimenta formal me desanimaban, cambiar mi short, polo y sandalias por zapatos, pantalón y etc, etc que de acordarme me da calor. No importa, con el aire acondicionado a mil en mi carro decidí ir.

Nombres completos pronunciados por micrófono en la voz casi militar de la rectora, profesores viejos y barbudos a los que había que darles la mano, compañeros de clase y grupo de trabajo semanales que debía de reencontrarme, aplausos, fotos, flashes y voces de niños que acompañaban a sus madres a recibir el diploma, algunos con honores y otros con sencillamente con nota aprobatoria. En ESAN como en la UPC se necesita pasar con 13 de nota (11=13), no sé de donde sacaron esa huachafada para mí siempre se pasa con 11! pero no importa, hay que ceñirse a las reglas del lugar (mis épocas de revolucionario acabaron al salir de la universidad).

Pocas veces veo niños en una ceremonia formal (ya que tienden a llorar y hacer pataleta para malograr el momento) pero hubo una bebe de ojos azules que se robó el show! Más que la madre.

Llamaron a la alumna a recibir el diploma, se acercó, saludó, la aplaudimos y cuando dió la vuelta para retornar a su sitio, su hija de 3 años dijo un "Hola Mami!!!" que retumbó en todo el silencioso auditorio de ESAN mientras era cargada por su sonriente y orgulloso padre, ambos la aplaudieron segundos antes.

Nadie puedo evitarlo: todos sonreímos!, algunos dijeron el esperado: oooh! pero nadie se perdió de ver a la señora como se ponía orgullosamente sonrojada.

Muy al contrario otra mamá, que no veía la hora que acabe la ceremonia, callaba a su hijo (de 5 años a lo mucho) cada 2 ó 3 odiosos minutos cuando este hablaba. Fueron odiosos no por la voz del infante (que dicho sea de paso no me gustan las risas de niños) sino por la madre que respondía: shhh!, ya cállate!!!, ya nos vamos ya!, shhh!.

Nuestros padres se sienten orgullosos de nosotros pero cuando crecemos ahora nosotros debemos sentir orgullo de nuestros hijos.

Definitivamente a todos nos crían diferente, los niños son niños, lo diferente son los padres...



FOTO DEL DIA

"Se te antoja un cevichito carretillero? Yo invito, paraditos nomás!"
Distrito: Lima

8 comentarios:

Fiore dijo...

Pues felicitaciones!!!

Ahh los padres, liiiiiiiiiindos no?
jaja

bsos de esposa primeriza

YuYu dijo...

Que buena foto!!!!!
Luego te paso una que tomé del clásico U - Alianza!!!!
Creo que más bien deberia ser una fotoruedas!!

Ki dijo...

Es muy cierto eso de los niños... Cuando practicaba en un cole de psicólogo, era impresionante como los problemas de los niños eran el fiel reflejo de los problemas de las familias disfuncionales, por eso muchas veces a los que se deben tratar primero son a los padres...

PD: Siempre tuve curiosidad, porque tu nick es Boca del cielo a q viene ese nick :P

Saludos!

BocaDelcielo dijo...

Fiore!

liiindos los padres! Anda preparandote... quizás tu seas la siguiente.

BocaDelcielo dijo...

Gracias YuYu!

BocaDelcielo dijo...

Ki,

Todo empieza por los padres, la madre que recibió el diploma abrazó a su hija con una gran sonrisa por decirle el "Hola Mami!" en pleno auditorio, mientras la otra madre se llevó a su chibolo a jalones.

Ya nos tocará a cada uno aprender a ser padres.

PD: Por la playa.

Ivonnette dijo...

ESAN?.. sintete orgullosos.. ganarás harta plata... claro que tb te cuesta harto.. jijiji

Saludines

BocaDelcielo dijo...

Harta plata???

Siempre el cochino dinero es lo que más importa, no? xD