Rutina

Si hay alguien que se preguntó porque no hay nada nuevo en el blog, es porque no hay nada nuevo en mi vida.

Eso que te levantas y tomas desayuno, la misma tostada de siempre en la que lo único que cambia es el sabor de mermelada...

Eso que te cambias y miras al espejo, y a lo mucho te pones la camisa nueva y decides no afeitarte...

Eso que vas rumbo al trabajo, y el mismo tráfico de michi de siempre por la ruta de siempre...

Eso que vas a trabajar, y entre reuniones, mails y llamadas ya es hora de almorzar y luego pasa la tarde lenta como tortuga vieja...

Eso que sales de trabajar, y vas al gimnasio, a tontear por ahí, a comer a ese lugar nuevo o al de siempre y llegas a casa...

Eso que cierras los ojos, y al segundo siguiente suena el despertador...

No importa el lugar donde este, siempre llevo mi rutina y desde hace ya varias semanas es lo mismo... por ahí cambiale el trafico terrestre por tráfico aereo pero en esencia es lo mismo.

Y realmente quiero cambiar? No lo sé.

"Si, pero da flojera". "No, tu déjame yo disfruto lo que hago".

Y realmente luego vienen las quejas (que al parecer también se disfrutan).


UN DÍA COMO HOY...
- 16/04/10 Cualquier cosa
- 16/04/09 Concierto de KISS en Lima
- 16/04/08 Hay que venir al sur

2 comentarios:

Marité dijo...

Las rutinas... las rutinas... a veces es difícil separarnos de ellas. Un mal necesario? Tal vez...

Liseth dijo...

Y cuando la rutina te cae, ya no puedes salir de ella.


:|