10

Y llegó ese momento en la vida en que vas a ese "médico". No, no al urólogo peor! al nutricionista.

Porque tu vas o porque tu flaca te lleva a rastras. No por otro motivo más que ella no quiere ir sola.

"Ay, no sabes el Dr. Lechuga le dió la dieta a Juanita, Panchita y Carlita y no sabes como están ahora..." bla, bla, bla.

Ya pues vamos.

Si a mi flaca le digo "flaca" es por algo. Tiene la suerte de comer lo que quiera y no engordar pero según ella está gorda... tal como piensa el resto de mujeres en este planeta.

Eso que fuimos y eso que según yo la balanza estaba mal. A mi flaca le dijo que estaba 5 kilos por encima de su peso (talla vs peso vs indice de no se qué vs el clima vs el ánimo y capricho vs lo que sea). Para que baje 5 kilos le van a tener que cortar una pierna o sacar un hueso porque otra no le veo. Super dieta que le dejaron. En fin, su problema.


Su problema? Ya me estaba parando para irnos y ella dijo: "ah, y el también quiere consulta".

10 kilos me dijo el condenado que estaba de más. Sigo insistiendo que su balanza está mal. Quizás si me afeito y me corto el pelo algo menos no? Y una dieta que mejor muero de una vez, ya para que vivir así?! Y yo que pensaba subir a lo Lou Ferrigno.

Y así es la vida de los no ricos y no famosos.

Encima tenemos que regresar el siguiente mes. NI muerto! ya postearé entonces.


UN DÍA COMO HOY...
- 06/09/10 A ver pues

2 comentarios:

Renzo Portales dijo...

Jaja. Siempre la misma historia con las mujeres. Ahora es un pecado que usen talla 28 de pantalón.

Marité dijo...

Jajajaja... odio los nutricionistas... estresan más de lo que ayudan!