Empieza la navidad

Estamos en Diciembre y ya se empieza a sentir la navidad; juguetes, tarjetas, adornos y hasta panetones ya están en todos los supermercados y tiendas por departamento. Inclusive las calles ya están llenas de árboles y luces navideñas.



Para mí navidad es una época materialista, desde chicos nos enseñan que el 24 de diciembre a las 11:59pm debemos estar listos (si es que estamos despiertos) para abrir los regalos que tanto pedimos en nuestra lista y que nos trajo Papá Noel, Santa Claus ó el Viejito Pascuero y los dejó debajo de nuestro árbol que está en nuestra sala y ayudamos a armar semanas antes. Hablo de "los regalos" en plural porque son varios, imposible que te regalen sólo uno. Aquí no hay niño Jesús que valga, NAVIDAD=REGALOS. Cuando crecemos nuestros papás ya no nos compran regalos, ahora nosotros tenemos que comprarles a ellos (aun más difícil porque no hay lista de pedidos de donde guiarse), comprar el regalo para la pareja, empiezan los intercambios de regalos en las oficinas y los ahijados que tan buenamente hemos apadrinado como parte de alguna campaña social para alguna provincia de nuestro pintoresco Perú.

Es pues para estos últimos que necesito comprar los regalos, es 30 de Noviembre y tengo que salir a comprar regalos a Saga Falabella ya que hoy es última día de ofertas 2x1 (pagas sólo el juguete más caro). Diganme tacaño pero prefieron comprar de oferta ya que ahora no existen juguetes baratos, grande mi sorpresa cuando fuí a comprar el domingo a último momento.

Tengo dos ahijados: una niña y un niño de 11 años. Lo más obvio es el set de cocina y algún tipo de carro respectivamente. Hoy quiero hacer algo diferente, primera vez que salgo a comprar juguetes sólo así que voy a escoger algo diferente y tomarme el tiempo que sea necesario.

Llegué a Saga Falabella del Jockey Plaza Shopping Center y me demoré más de 15 minutos en buscar estacionamiento, sólo a mi se me ocurre ir a comprar un domingo a la 1pm con más de 26°C de calor primaveral. Además de toda una odisea caminar entre la gente, pasadizos y escaleras electricas, hasta que por fin llegué al segundo nivel.


Para la niña, una muñeca (si, es algo común pero nunca compré una) y que mejor que una estilizada y rubia Barbie. Dicen que ya tiene más de 50 años pero yo la veo fisicamente perfecta! Nunca entendí porque Barbie tiene los pies estirados para que calzen perfecto en zapatos con taco, acaso nunca se pone zapatillas? acaso no puede caminar sin zapatos?, me gustó la Barbie Veterinaria: venía vestida de doctora con un perrito y gatito como pacientes, no me gustó el precio de S/. 250.00. Busqué mejor a una Barbie más económica, tambien estaba una tal Teresa pero no! yo quería a Barbie. La encontré a S/. 89.00 con minifalda, cartera y brillitos para pegar.

Para el niño, preferí un juego de mesa y que mejor que un ajedrez ó Monopolio! (Para que piense el muchacho pues!, aprendes estrategia con el ajedrez y finanzas con el Monopolio, prefiero que aprenda esto que aprender a manejar un auto a control remoto). "Señorita tiene ajedrez?" pregunté a una amable vendedora la cuál respondió: "No, no tenemos". "Y Monopolio?", insistí. "No, tampoco. Todavía no nos llegan los mejores juguetes, como estamos en oferta estamos rematando lo que tenemos. Lo que ve es lo único que tenemos", me recomendó. Entonces me dediqué a ver y buscar algo que me llame la atención. Ya estaba aburrido de ver rompecabezas, bingos, plastilinas, muñecos de guerra, pelotas cuando "una" caja me llamó la atención. El juego de cartas ONE, es medio complicado para jugar pero entretenido sobretodo porque no se juega solo. Espero que lo entienda y que entienda que los S/. 79 de la caja sean para su bien.



Con ambos juguetes en la mano me acerqué a una caja a pagar con mi tarjeta CMR para que sea efectiva la oferta de 2x1 así que sólo pagué S/. 89. Aproveché que estaba ahí para que los emvuelvan en papel de regalo de una vez. Me acerqué a atención al cliente y mientras caminaba me preguntaba porque habrá tanta gente en el lugar, más de 20 personas haciendo cola para esperar el mismo servicio gratuito que yo quería. Saqué mi ticket N° 86 y no me sorprendí al ver la pantalla que iba en el N° 72, dije positivamente: "Falta poco". Mi sorpresa fue que estas 15 personas que faltaban para mi turno tenían más de 5 juguetes cada uno, cajas inmensas de pistas de autos y juegos de cocina.



Espere, espere y espere... %#$&#%#



Al inicio dije que fue grande mi sorpresa, claro grande mi sorpresa al ir a Metro y de casualidad pasar por la sección de juguetes y encontrar los mismos juguetes pero a mitad de precio!!!

A mis ahijados les deseo una FELIZ NAVIDAD!



FOTO DEL DIA


"Desde el Jockey Plaza Shopping Center en Surco, Lima - Perú"

4 comentarios:

Juanito el caminante dijo...

Super... valió la pena el sacrificio... y te agradezco de parte de los sobrinos por NO regalar ropa...

Sigue caminando...

MaCla || Francis dijo...

La navidad es una cosa de locos, me gusta sólo porque es una de las pocas veces en que se puede cenar con la familia, aunque se de noche :P

Yo me considero unA grinch, y es por lo mismo de que la navidad se ha vuelto muy materialista y la gente sale y compra, sale y compra, y eso es diciembre.

Me estresa horriblemente salir a la calle y ver a todas las personas con bolsas en las manos, sobretodo con varias bolsas de juguetes u.U pero uno se acostumbra... yo trato de hacerlo.

Igual, es difícil hacerle entender a la gente el verdadero significado de estas fechas... pero ¿acaso existe un significado verdadero? Ahora que lo pienso estoy empezando a dudar :'(

Buen post... te queda de moraleja que siempre hay que ver en otros lugares para comprar xD Lo aprendí a golpe también.

Saludos :D
MaCla

BocaDelcielo dijo...

Yo también odiaba de chico que me regalen ropa, por eso prefiero regalar juguetes, aunque suene materialista pero la cara que ponen los chibolos al abrir el regalo es priceless!

BocaDelcielo dijo...

A mí tampoco me gusta mucho la navidad... estamos iguales Grinch! esa ilusión de papa noel era cuando eramos chicos.

Para el otro año defrente voy a comprar a Metro!