Un minuto de silencio por un angelito

Ayer jueves recibí una mala noticia por la tarde, que hizo que me convirtiera en serio una vez más (Una persona deja de ser seria cuando sonríe), la hija de una conocida había muerto... tenía 7 años y trás 3 cirugías dejó de respirar ayer a las 5AM, sóla en una cama de clínica.

Cuando uno pierde a un padre ó madre, te conviertes en huerfano...
Cuando uno pierde al esposo ó esposa, te conviertes en viudo...
Cuando uno pierde a un hijo ó hija, en que te conviertes?


No existe calificativo para este tipo de pérdida, no me había dado cuenta de este detalle, pero es imposible esta situación por tal no existe está palabra en el leguaje.

Hace dos meses le diagnosticaron un tumor en el cerebro, desde hace un mes que sus amigos del segundo grado de su colegio que la extrañan. Desde la segunda operación quedó en coma, pero la comunicación visual es la única que tenían. Ella lloraba todos los días, se daba cuenta que no podía más.

Ayer fuí a su velorio por la noche, ningún comentario acerca de esto.

Ellos son de una religión distinta a la mía, totalmente discutible las palabras de su pastor (inclusive no estoy de acuerdo con muchas cosas, pero ese no es el tema). "Es voluntad del señor que se fuera, y el día que el señor venga ella saldrá de su sepultura como si nada hubiera pasado"... fue lo que pude escuchar...


"La muerte esta sentada en primera fila viendonos y haciendo un recuento de quien es el siguiente"

Este angelito llamado "A" nos está esperando... algunos nos encontraremos con ella antes, otros después... pero ya nos veremos las caras.

El hermanito de "A" tiene cuatro años, él aun no lo sabe.

2 comentarios:

Jorgix dijo...

Andreita descansa en la presencia del Señor, desde aqui mis condolencias a toda la familia y a los amigos de este verdadero angelito.

Tampoco estoy muy de acuerdo con las palabras del "pastor" pero seguro en otro espacio hablare de ello.

Cuando alguien se va, deja un vacio tan grande que a veces no sabemos como llenar, sobretodo cuando ese alguien puede ser un hijo o una hija, el dolor es desgarrador y la soledad intensa, es el momento en que más necesitamos de la presencia de los amigos, del abrazo que reconforta el corazón.

Saludos a tus lectores

Jorge

BocaDelcielo dijo...

ok, me acabas de freakear con que me digas ese nombre...