Ese crush que hubo alguna vez en la oficina y creí que se volvió en uncrush regresó. Pero solo a veces, o por lo menos las veces que nos encontrabamos en la oficina.

Nunca pasó (ni pasará) nada pero lo único es que te cambia las ganas de ir a trabajar, las ganas de almorzar, las ganas hasta de imprimir la hoja que no necesitas (un árbol menos). Todo para cruzartela.

Enamorarse no existe. Para los hombres no.

Pero todo siempre llega a un final, hoy se va del trabajo. Casualmente estoy en la oficina hoy. (incluso no iba a venir pero en fin). Hoy es su almuerzo de despedida el cuál no puedo ir por trabajo pero me pidió que vaya en la noche a su reunión de despedida. Es un toque querida esta chica por la gente. Pero se notaba que no nos quiere porque se va a trabajar a otro lado. Casi mismo trabajo por el mismo sueldo (más sonsa... mentira).

Eso que si me pidió que vaya es por algo... dice un lado de mi cerebro.

Pero el lado racional me recuerda que tengo otra reunión con mi flaca.

A una de ellas quizás nunca la vuelva a ver (o quién sabe a las 2) pero ahora a cual voy?

A las 2 "reuniones" pensaba ir solo.

Ahora es solo cosa que decidir. Pero como no me gusta dar vueltas a tonteras en mi cerebro la decisión ya está tomada.


UN DÍA COMO HOY...
- 26/06/09 Concierto Calle 13 y La Mente

2 comentarios:

Marité dijo...

Cuál es tons?
A cuál vas?

BocaDelcielo dijo...

Marité,

Para ser justo no debí ir a ninguna, pero me quedé con quién me debia quedar.