Traga moneda

"No seas así, juega!" me dijo mientras metía una moneda en esa máquina para que yo juegue a pesar que me reusaba al vicio de las maquinitas tragamonedas.

La moneda de $1 entró y presioné el botón de "Play" mientras seguíamos parados frente a la máquina con el recipiente plástico de monedas en la mano.

A la primera el resultado fueron tres figuras en la misma fila, en plata eran 60 monedas de $1.

Nos miramos al mismo tiempo, nos sentamos a la vez y seguimos jugando.

Esa monedita nos cambió el ánimo.

Y la última monedita nos lo volvió a cambiar.

Si, jugamos todo lo ganado y perdimos hasta lo invertido.

Por eso no me gusta jugar ni en los casino ni maquinitas que se tragan mis monedas.

Pero ese sonidito de moneda cayendo se goza.


UN DÍA COMO HOY...
- 11/05/09 El Reencuentro
- 11/05/08 Feliz día mamá

2 comentarios:

Marité dijo...

Así es... el casino,o bueno, las maquinitas de los casinos son totalmente adictivas! Nunca se sabe cuándo es buen irse con una... o 60 monedas de 1 dólar.

BocaDelcielo dijo...

Marité,

Se supone que uno debe irse ni bien gana. Se supone.