A ver pues


Usualmente tengo paciencia con la gente. Incluso con esos que te friegan la vida o a esos que les falta cerebro. Aunque también a esos que se pasan de niveles de alcohol (y otras cosas) que pierden el sentido.

Pero cuando ya se ponen cínicos y malcriados ya es otra cosa. Eso de reventarlos a golpes se vuelve literal.

Para no hacerla larga porque de sólo acordarme me molesto, tenía en frente a este sujeto que nos venía fastidiando las últimos horas y luego de gritar un rato casi pero casi me le voy encima pero eso que me puse delante de él y le dije a ver pues pegame.

Esa sensación que no la tenía hace tiempo regresó.

Ese pata era uno de esos que se cree machito sólo porque habla y no porque pega. Obviamente no me pegó. Los de ese tipo siempre mariconean.

En esos segundos estando frente a él lo único que pensaba era: y si me saca el ancho?
- si me pasa algo no tengo seguro (esos seguros de viajero que tengo sólo te cubren un curita a lo mucho).
- con que cara voy a ir a la oficina el Lunes.
- de hecho nunca más nos dejan entrar aquí.
- encima en un país que no es mío y quien sabe puedan mandarme a la cárcel.
- bla, bla, bla

Así que me dije: Mejor ni lo toco y esperemos que pasa.

Cómo detesto cuando alguien te friega la pita una y otra vez sólo por hacerse notar.

Para todo hay límites pero algunos no entienden.

Con peleitas a mi! Ya no más.


Saved by the Bell FIGHT!!!

6 comentarios:

Angel dijo...

Si ese tipo de gente es asi, aunq hubiera sido bacan leer la pelea jajaja
un saludo

ps: por donde andas ah?

Marité dijo...

Felizmente no estás en Perú de ninguna manera... ahí si que saca su "chaira" y te mete filo. Cuidaooooo!

BocaDelcielo dijo...

Angel,

Siempre es bueno tener una historia que contar tras cada moretón y cicatriz.

BocaDelcielo dijo...

Marité,

No malees oe.

Juanito el caminante dijo...

Y no te cató goma???

JEC

BocaDelcielo dijo...

Juanito el caminante,

El otro mariconeó. (por suerte!).