Lobby

Y siguiendo con los tips de mi jefe sobre como uno debe comportarse en el trabajo para ser exitoso. Exitosamente rico y exitosamente loser.

Esta vez me ha pedido que al igual que él haga más Lobby.

Lobby? Nombre artístico de alguna loba?.

Así no te importe ponerte a conversar con las personas importantes, con los ya-no-ya de la compañía. Es como hacer un acto de presencia de vez en cuando y hacerlos sentir importante. Así no te importe lo que te diga de la otra persona pregúntale del trabajo, familia, su área, si necesita algo de mi equipo, etc.

Claro, siempre con los tips de andas full, soy importante, motivo a todos, etc.

Hoy me tocó hacer lobby con un pata que me cae chinche, será gerente regional y todo lo que quieras pero habla y habla y habla de nunca acabar y nunca sé como cortar la conversación. Más allá del disculpame que tengo una reunión.

Yo lo miraba y pensaba en lo que iba a hacer en la tarde mientras decía: si, claro, ajá, por supuesto, bla.

Lo seguía escuchando y mirando y pensaba a que hora se calla. Como 20 minutos después se calló.


No me gusta pero es una tontera que tenemos que hacer, algo así como las dinámicas de RRHH en las que ellos organizan y no participan. Que conversaciones café y mariconadas de ese tipo. Lamentablemente nos convertimos en personas con esos ejercicios. Hoy tomó 3 horas pero dicen que así avanzamos y encima pedimos más de ese tipo. El día a día no lo es todo, dicen. Pero tus evaluaciones de medio y fin de año si.

Y en mi caso me convierte en buen actor, con todo el floro de negocios, oportunidades, cultura organizacional y cosas que me aburre mientras mi otro lado del cerebro va pensando la cantidad de correos que tengo que leer, los pendientes a empezar, reuniones que asistir por la tarde y que comer en la noche.

Pensándolo bien cuando vino mi manager hace unos días, hizo lobby conmigo.

Esas reuniones que realmente no haces nada para tu bien sólo para pintar sonrisitas falsas.

:)

2 comentarios:

Marité dijo...

Lobby sucks... menos uno de 3 horas. Me mato.

Ivonnette dijo...

A mi también me sorprendía un poco cuando tenía que asistir a reuniones en el trabajo.
Yo casi siempre trato que mi jefe no se reuna conmigo. bah. Pero prefiero organizar las reuniones (y quizás estar presente) en las que los demás hablarán.

Yee casi las 7... me quiero irrrrrrrr!
:)