Te juras

Estaba en una cena de camaradería y trabajo con unos clientes. Como detesto a la gente que se jura lo máximo. La última chupada del mango o la ultima coca-cola del desierto.

A esos que se juran porque tienen los carros del año y que valen más que una casa.
A esos que se juran porque tienen el reloj de edición limitada.
A esos que se juran porque tienen el terno de diseñador y hecho a la medida.
A esos que se juran porque tienen las super casas en el distrito más caro de Lima, en la playa más exclusiva y en el campo más alejado y rentable.
A esos que se juran porque tienen todo lo que la tarjeta de oro-superrequeterecontravip-yanoya puede comprar.
A esos que se juran porque tienen a la flaca más modelito que puedes comprar para esa noche.

No se puede tener todo en esta vida.

Los odio, pero me los tengo que aguantar.

Puede que tenga o no esas cosas, pero detesto las conversaciones de sobremesa de quien tiene más.

Me aburro.

Algo así como sentirse más hombre porque tienes el bling-bling más grande.

Mi flaca y yo nos mirábamos de reojo ante tanta estupidez que se puede escuchar de esta gente, no nos podíamos reír.

Me quedó la duda de porque la gente que lo tiene todo puede que sea o no feliz pero por que tienen que cambiar. Hasta ahora no he conocido a alguien que empezó a tenerlo todo y que no se le subieran los humos. Nadie se salva.

No se dan cuenta que realmente no son nada.

El picón ha hablado.

Mentira.

Todo el mundo es libre de tener lo que quiera, pero no te jures.

6 comentarios:

Caƒeιnomana® dijo...

Imagino ke sera la unica forma de llenar ese vacio de sikiera ser vistos o tomados en atencion, cosa ke con todo el dinero del mundo no pueden comprar

María del Carmen dijo...

Que verdad dices!!!

Que vacios están!!!

Y lo peor que la humanidad va hacia tal destrucción, allenarse de vacio...

El día sabado dí una conferencia sobre arte, y toque tal tema, respecto de las reuniones de arte, orque no hacerlas en lso propios atelieres o centros de arte, en lugar de alquilar salones para tal, pagando cifras altas, cuando con jugos, té, café, mate- soy Argwentina-, masas, sandwuiches, se puede tenr una exquisita reunión a la decima aprte de un salón.

La sencillez de la vida ...


Cuando la humanidad ha de aprender de las cosas simples...

Vengo desde las costas de La Gata Coqueta.


Felices pascuas!

Dejo mi cariño y mi paz

Marycarmen

Mis blogs

www.walktohorizon.blogspot.com
www.cuerposanoalmacalma.blogspot.com
www.panconsusurros.blogspot.com
www.newartdeco.blogspot.com
www.lasrecetasdelaabuelamatilde.blogspot.com
www.cosechadesentires.blogspot.com

Ivonnette dijo...

Creo q en algún momento todos "pecaremos" en jurarnos algo. Pero los que viven en esa forma.. sí, caen chinches.

Mariana dijo...

Piconería a la simple vista claro que si ,cómo serás cuando tengas todo eso ??

Mari-T dijo...

Demasiado... se juran algo que en el fondo no son porque están vacíos. Lo peor es ver a esa persona que aparenta o merece el típico comenario "qué chevere como se superó este broder, qué orgullo y que motivación ver gente así", pero la caga cuando abrió la boca diciendo alguna pachotada que lo tumbo al suelo en one...
Maleado...
Yo también los odio... se nota?

BocaDelcielo dijo...

Cafeinomana,

Algo así como tener la super camioneta para ocultar que la tienes chiquita... la línea de crédito.

María del Carmen,

Así allá vamos todos, TODOS.

Ivonnette,

Lástima a algunos hay que aguantarlos.

Mariana,

Peor no creo.

Mari-T,

Si no me lo decías no lo notaba. Existen en todas partes, donde vayas siempre hay uno que incomoda la existencia.