Primer día

Lunes 5 de Enero, inicio del año laboral para muchos. Algo más de tráfico que en Diciembre pero igual imposible llegar tarde o quedarme dormido en mi primer día de trabajo!

No solo no llegué tarde sino que llegué muy temprano. 7:45 ya estaba esperando en recepción cuando la entrada es a las 8. Entre papeleos de eps, cts, afp y contratos ya estaba adentro.

Lo de siempre que me presentaron a mil personas y a este momento no recuerdo ni las caras ni los nombres, incluso con la gente con la que trabajo.

Mis jefes ahora estaban más buena gente que en las entrevistas pero mi primera impresión, comparando con mi trabajo anterior, es que somos demasiados en mi area. Tanta gente asumo será para tanto trabajo.

Desde ya perdí mi libertad laboral que tenía antes, podría entrar y salir a la hora que me daba la gana. Obviamente después de 10 años y ser empleado de confianza podía hacer más o menos lo que quería. Ahora, pues no soy nadie. Uno más del montón que tiene que marcar hora de entrada y de salida, incluso puede caerme un memo si llego tarde. Simplemente perdí la libertad que tanto miedo tenía perder.

Y esto va a ser el resto de mi vida?

De Guatemala a Guatepeor, ayer por la noche me quedé pensando esto y hasta soné que despertaba de madrugada veía por la ventana y había remolinos, mi preocupación era ver la hora y cuando miré el despertador estaba girando hacia atrás! Sentí felicidad ya que podía regresar al día que presenté mi renuncia y no presentarla me decía. En el fondo se escuchaba la alarma y desperté con las justas de tiempo para venir a trabajar hoy.

Es el primer día dirán muchos, pero es como las personas cuando las conoces. Hay personas que te caen bien desde el inicio, hay blogs que basta leer un post para que te guste, incluso basta con probar un solo bocado de comida para salir si estás riquísima.

No me gusta aquí, lo malo que no me gusta en ningún lado. El problema no es trabajar sino el tener que estar encerrado tanto tiempo, como en Perú no existen trabajos que sean menores a 40 horas semanales no?

Primer día de trabajo y ya me odio.

1 comentarios:

Ivonne Lazo dijo...

Been there... y ahora buscando una nueva chamba para este 2015