Primera semana

Y se acabó mi primera semana en mi nueva vida. Mentira, la vida es la misma lo único que cambió es el trabajo. El trabajo es el mismo en todos lados, la diferencia es el lugar, la gente y las reglas del juego. Por lo pronto no aprendí nada nuevo, pero aun sigo sufriendo con despertarme temprano y estar tan pendiente del reloj para no llegar tarde.

En cuanto a la gente recién estoy conociendo, aun no tengo compañeritos de almuerzo y la verdad que a diario se me alegra la vista, demasiadas chicas (y no tan chicas) simpáticas. Ninguna es wow pero si valen la pena mirar. ;). Lo que si las casadas te lo dejan en claro con su ..."ayer fui a tal sitio con mi ESPOSO", 'por fiestas estuve de viaje con mi ESPOSO en...', es curioso como no te aclaran si tienen hijos pero si esposo. No entiendo que se creen algunas. Solo les pedí que me pasen la sal no matrimonio.

Aguantar las decenas de veces que escuché y escucharé el famoso "ah, tu eres nuevo?", "ah, trabajas es tal área entonces eres el nuevo Pepito", etc, etc, etc. Pepito era el anterior en mi posición, nadie me comentó porque se fue, que será de Pepito no?. Y de todos los que me presentaron obviamente no me acuerdo del nombre de nadie, la cara tal vez.

La comida de la cafetería no es fea ni rica, pero si cara. 9 soles por una papita y 3 arroces (ni es costeño). Lo malo que tengo hora fija de almuerzo y no puedo ir antes ni después. Lo bueno que no hay esa mentalidad de mi trabajo anterior que si te sientas a comer solo eres un autista y te quieren acompañar o te ven con pena. Aca todo tranqui y puedo almorzar tranquilo al menos.

Como me cuesta no tener que ponerme terno todos los dias! Quien iba a pensarlo? Después de 10 años de trabajar "elegante" acá puedes venir si quieres en jean y polo con cuello. Hasta con zapatillas he visto! Pero hay de todo. Quizás por la edad me resulta más fácil vestirme de oficinista para el trabajo que de sport. Ya no la tengo que pensar mucho, y quizás me emociono con el sport y termino viniendo en pijama y babuchas así que mejor no. Pero los super jefes si están en corbata así que nadie me dice nada así que sigo viniendo vestido tranqui como empleado de estado.

Acabó la primera semana y ya estoy pensando en cuantas semanas más faltarán!

Insisto, no me gusta.

4 comentarios:

Dalila Fernanda Pacheco dijo...

Hace mucho que te leo... al menos no soy la única que tiene miedo a cambiar de trabajo... a mi me pasa, he ido a quien sabe cuantas entrevistas.. y nada me gusta... espero dar el paso como tu, que si te arrepientes, pues ya lo hiciste.. yo mas bien me arrepiento de quedarme.. Saludos desde México

BocaDelcielo dijo...

Dalila Fernanda,

Gracias por leer! No solo he perdido la poca libertad que tenía sino que gano menos dinero. Hasta ahora me sigue pareciendo la peor decisión de mi vida. Como moraleja para ti decidir bien antes de irte.

Ivonne Lazo dijo...

Yo cambié en marzo del año pasado,
A veces estoy muy segura que fue lo mejor.. y luego pienso "Qué rayos hice?"

Gano más plata sí, pero el trabajo no tiene trascendencia alguna. Trabajo con una persona y estamos alejadas de la sede central... De todas formas, creo que no fue tan malo, ahora sí trabajo 40 horas y no 48. Ver el sol cuando ya estás fuera me alegra mucho.

Desafortunadamente, no quiero que este trabajo pase del año. Habrá que buscar de nuevo a ver si alguna empresa quiera arriesgarse conmigo. Voy a terminar aceptando un salario menor con tal de tener eps y 14 sueldos...

Espero que todo mejore para ti!

BocaDelcielo dijo...

Ivonne,

Lamentablemente lo que importa más es la plata. A fin de cuentas llevar cursos o tener trabajos para llenar el curriculum realmente son para llenar la billetera. Sino todos seríamos analistas/asistentes eternamente.