Pijama

Y bien lo decía mi madre. Hasta a la esquina hay que ir bien vestido.

Bien vestido no significa el terno y la corbata sino con "ropa de calle" y no pijamas ni buzitos viejos. Esos de la casa para adentro y ni siquiera abrir la puerta cuando tocan el timbre.

Pijama: "Prenda para dormir, generalmente compuesta de pantalón y chaqueta de tela ligera." (vía Rae)

Siempre que vas a salir, bien bañado (nada que me lavo la cara nomás como gato) y cambiado. Con o sin peinadito ni-mamá-me-mima pero limpio.

Como esa vez de chibolo adolescente que moría por mi vecina hasta que un Domingo por la mañana la ví en la bodega en pijama, despeinada, con brakets (o paladar o lo que se llama de metal en la boca), ojos pegados, etc. El pijama solo por la mañana sin importar si sales o no y para dormir, y bien lo decía mi madre.

O como ese día que me quedé a dormir en la casa de mi flaca y se tuvo que ir a trabajar temprano y no me dijo que iba a regresar con su mamá y abuelita para encontrarme preparándome mis tostaditas con queso philadelphia mientras estaba en boxer y bividi.

Uno se levanta, se baña, se cambia y luego se prepara/toma el desayuno (en la mesa y no parado). Y bien lo decía mi madre...

Lástima que hasta ahora no le hago caso.


UN DÍA COMO HOY...
- 07/10/10 Pregunta II
- 07/10/09 Oh dioso

1 comentarios:

Ivonnette dijo...

pues cuándo comienzas!? :)