Reloj

No sé que pasa que siempre (2 veces) me regalan relojes. Esa vez que por un examen de premio esa enamorada me regaló este y obviamente se me perdió. La verdad que ni recuerdo si ella (ex) se enteró pero tampoco pensaba devolverselo.

Por ningún motivo en particular (creo) esta enamorada me regaló el super reloj. Que de solo pronunciar la marca es como decir dólares, nunca tuve un reloj tan caro. Se supone ese cuento de ocasiones especiales, pero eso de usar algo solo una vez cuando me acuerde no me convence así que lo he usado varias veces el reloj. Al comienzo con total cuidado y guardandolo en su cajita y todo y ahora como si nada. Hasta ayer.

Tengo la mala costumbre de que como me pica-fastidia-me-molesta la correa del reloj siempre me lo quito tan pronto llego a mi casa. Era Viernes y deje todo mi disfraz de oficina con el reloj encima de mi cama y me fuí. Ya en la noche la ropa de la cama tal cuál la pasé a la silla. Y al día siguiente la amontonadera de la silla casi derechito a la lavadora. Previa seleccionada porque no vas a meter camisas junto con las medias.

48 minutos después y mientras sacaba la ropa algo cayó, ah si, el reloj. No "el reloj". EL RELOJ! Ese reloj que es más caro que toda mi ropa junta hasta incluyendo la lavadora.

A primera vista parecía que estaba intacto. Salvo que las agujas no se movían. No entré tanto en pánico y lo dejé secar.

Ese día en la noche antes de salir justo ella me preguntó que tal reloj?! que veía que no me lo ponía mucho. Y por supuesto le dije que me lo iba a poner ese día. Y me lo puse, pánico ahora si cuando vi que el reloj no se movía. Ninguna de las cincuenta mil agujitas que marcan la hora hasta en la china (para que no sé).

Llamé a la relojería para preguntar cuanto costaba el diagnostico y luego reparación y luego lapo al dueño por dejarlo pasar por lavada, enjuagada y secada, mejor me compro un carro! $$$

Salimos y estabamos con unos amigos y la amiga de mi enamorada quería ver mi reloj (que ella le había hablado), si acá está extendí mi mano (mientras sudaba frío) y sucedió: "pero no se mueve", dijo la amiga.

Mi cerebro intentaba inventar algo, hacerme el loco de "ah si?, que raro".

Hasta que mi flaca me movió la muñeca y dijo es que se recarga con el movimiento. Y empezó tic-tac-tic-tac... ufffffff, sino de verdad iba a explotar la bomba.

Saqué 2 conclusiones:
- Si algo es caro, es porque es bueno.
- Las mujeres son más inteligentes que los hombres. (al menos en cuanto a relojes).


UN DÍA COMO HOY...
- 04/03/2011 XVII
- 04/03/2009 Me da cosita

3 comentarios:

Marite Alarcón dijo...

jajajajajajaja qué buena... no sabía esa de que se recarga con el movimiento ah??? y como está siempre a la hora y cuando duermes no se mueve? ah? ah? ah?

Viejo.lobo dijo...

Siempre he considerado los relojes y los lentes de sol como algo sobrevalorado. Para empeorar las cosas en mi caso, casi siempre los pierdo o los malogro.

Aunque, por la historia que cuentas, parece que el reloj lo vale.

Buena historia, ya me imagino tu cara y todo lo que pasaba por tu cabeza mientras extendias la muñeca para enseñar el reloj.

Saludos,

Viejo.lobo

Ivonnette dijo...

en serio le faltaba movimiento, nada más?
jajajajaja!!!

Bueno, a veces a los humanos también lo único que nos falta es movernos de vez en cuando :)