M

Como si fuera el fin del mundo, pero no. Todavía.

Las malas noticias no vienen solas, y quizás no son malas sino simplemente noticias.

Justas o injustas pero eventos al fin y al cabo.

De regreso en Lima me reuní con mi jefe para la evaluación del 2011, bonos, utilidades y demás. Me calificaron como "cumplimiento de objetivos", es decir me pusieron 11 de nota. Me saqué el ancho asistiendo a las reuniones, viajes, presentaciones, no almorzando y haciendo sobretiempos, días llegando 7AM y saliendo 9PM de la oficina. Estando en 50mil proyectos a la vez y tanto para un 11.

Con el cuento que este año hay reajuste de presupuesto simplemente cumplí, como si a alguien le preguntaran por mi y dijera: ah, si. Si, hace su trabajo.

Estaba a punto de decirle a mi jefe todo lo que pienso de su 11 y de los planes que tengo que no sabe pero no, no pude.

Ayer me la crucé a mi enamorada (bueno, ex enamorada desde ya hace unos meses) en el ascensor de una tienda, creo que no me vió pero yo si la ví cuando salió de la mano con el nuevo susodicho.

Por suerte no pasó nada más últimamente pero así es como me fuí a la mierda.

No, a tu casa no. Al estado de ánimo me refiero.

El resto es historia.


UN DÍA COMO HOY...
- 19/03/09 Despechada

2 comentarios:

Marite Alarcón dijo...

Al menos ya estás en Lima la gris nuevamente.

Sin duda, días de M, pero pensemos que vendrán mejores.

Un beso!

Ivonnette dijo...

Comienza otoño(?)

:)

Habrán días mejores